Supercómputo, indispensable para el avance científico

Se realizó la semana pasada la octava edición del Congreso Internacional de Supercómputo en México, organizada por la Universidad de Guadalajara

Los grandes avances científicos que investigadores del mundo buscan lograr en áreas como salud, medio ambiente, genética y tecnología serían imposibles de alcanzar sin el uso del supercómputo, aseguró Mateo Valero, director del Centro de Supercómputo de Barcelona, uno de los más importantes en el mundo.

El especialista impartió una conferencia magistral en el marco del Congreso Internacional de Supercómputo en México 2017 (ISUM, por sus siglas en inglés), en la que habló sobre el trabajo que se realiza en el centro que dirige, donde se usa el procesamiento de grandes cantidades de datos para contribuir a resolver problemas, como la mala calidad del aire en grandes ciudades del mundo y el cambio climático, entre otros.

“Las supercomputadoras se utilizan en cualquier campo de la ciencia y de la ingeniería; además, en los centros de investigación se está contratando a más ingenieros de estas tecnologías que en las áreas propias de estudio en las que trabajan. Somos capaces de proveerles de datos a los expertos, y ellos deben decidir su importancia”, dijo Valero.

Previo a la conferencia se realizó el acto inaugural del ISUM 2017, en la que la coordinadora general administrativa de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Carmen Enedina Rodríguez Armenta, informó que recientemente la UdeG aprobó un presupuesto de 84 millones de pesos para el establecimiento de un centro de supercómputo, del que puedan beneficiarse investigadores y alumnos de la Casa de Estudio.

Luis Alberto Gutiérrez Díaz de León, coordinador general de Tecnologías de la Información de la UdeG y presidente del comité organizador del ISUM 2017, explicó que aumentar el uso del supercómputo en México propiciaría el fortalecimiento económico del país, ya que éste acelera los resultados de las investigaciones.

Reconocimientos

En el marco de la octava edición del ISUM 2017, se realizó una gala para reconocer a los doctores Mateo Valero Cortés, director del Centro Nacional de Supercómputo Barcelona - Supercomputing Center (BSC-CNS) y Alfredo Ignacio Feria y Velasco, jefe del Laboratorio de Neurobiología Celular y director del Centro de Instrumentación Transdisciplinaria y de Servicios (Citrans) de la Universidad de Guadalajara.

El aporte regional y nacional, resultado de la labor docente que Feria y Velasco realiza para el impulso de investigadores en la UdeG, así como los servicios de microscopía, espectroscopia, biología molecular y bioinformática que ofrece en el Citrans, le valieron el reconocimiento Trayectoria en Supercómputo Nacional.

Por su destacada trayectoria internacional en el tema, el diseñador y creador de la súpercomputadora MareNostrum, Valero Cortés, fue reconocido por sus más de 600 publicaciones de artículos académicos en arquitectura de computadora de alto rendimiento. Entre sus investigaciones destacan la creación de un software para la extracción de petróleo y el diseño de un simulador de corazón y del cerebro.

Los galardonados destacaron la importancia que tiene el supercómputo, la colaboración entre investigadores, así como el impacto positivo de la transferencia de conocimiento en toda la región Occidente y en el orden internacional.

Solución de problemas

En el tercero y último día del ISUM, Alfredo Ignacio Feria y Velasco enfatizó que la investigación científica y tecnológica representan herramientas estratégicas para el desarrollo de las instituciones así como de las comunidades, por ejemplo, en la búsqueda de solución de problemas.

Durante su conferencia magistral “Importancia de realizar investigación científica de calidad”, calificó de “crucial” el acceso a sistemas de supercómputo a fin de almacenar, manejar e interpretar gran cantidad de datos científicos.

El investigador nacional emérito subrayó que en la planeación y desarrollo óptimo de la investigación científica y tecnológica se requiere tomar en cuenta la descentralización de los grupos, la investigación de calidad, la vinculación con los diferentes sectores, la formación de personal calificado, la comunicación eficiente y el adecuado almacenaje, manejo e interpretación de datos.

“Para que un país progrese de manera armónica y con equidad se requiere que integre polos de desarrollo en sus diferentes regiones”, dijo el también director del Centro de Instrumentación Transdisciplinaria y de Servicios (Citrans) de la UdeG, quien agregó que también se requiere el acercamiento de los jóvenes a la investigación, así como la realización de proyectos traslacionales.

Por:
Karina Alatorre / Dania Palacios / Eduardo Carrillo

Fecha:

6 Marzo 2017

Nota publicada en la edición 916

Fuente: http://www.gaceta.udg.mx/G_nota1.php?id=21272

Compartir en Google Plus